Presoterapia Linfática

La presoterapia es un tratamiento de drenaje linfático que sirve para reducir la celulitis y las acumulaciones de grasa pero también para mejorar la circulación sanguínea de todo el organismo. El tratamiento consiste en presionar el cuerpo mediante aire. Este, es introducido en un traje neumático que hay que ponerse para poder disfrutar de sus ventajas.

El funcionamiento es sencillo. Una vez que tienes puesto el traje para realizar la presoterapia se conecta a un motor de aire comprimido. Este tiene distintas conexiones para los brazos, piernas y cuerpo. La presión del aire hace que el traje se hinche y apriete sobre los cúmulos de grasa. Estos a recibir la presión controlada empiezan a romperse poco a poco.

Según los profesionales del sector, la presoterapia funciona porque es capaz de romper el tejido adiposo mediante un masaje profundo. Este es realizado gracias a la compresión que el aire comprimido ejerce sobre el cuerpo.

Beneficios de la presoterapia

  • Mejorar el sistema circulatorio.
  • Eliminar zonas de grasa.
  • Combatir la celulitis.
  • Reduce la hinchazón.
  • Mejora la sensación de piernas cansadas.
  • Proporciona un mejor tono de piel.
  • Tratamiento no invasivo
  • Sin anestesia
  • Trabaja en el interior del organismo aunque se aplica en el exterior.
  • Precio reducido comparado con otros tratamientos de cirugía estética.
  • Proporciona una estimulación de la musculatura y capilares linfáticos.

Mejora el sistema inmunitario.
Mediante la ruptura del tejido adiposo facilita la eliminación de toxinas y pérdida de peso. Además esto estimula la circulación de la sangre. Muchos profesionales estéticos recomiendas utilizarlo como complemento para eliminar la celulitis gracias a que activa el sistema linfático.
Asimismo, el movimiento proporciona un mayor flujo de oxígeno. La sangre renovada circula mejor y el oxígeno favorece que los tejidos tengan un aporte extra. Esto puede traducirse en una mayor salud general.
Cuando la máquina es conectada puedes notar una ligera presión que imita a un masaje profundo. La duración es de 30 a 40 minutos y tienes que repetir cada semana. La recomendación es realizar el tratamiento 8 veces, es decir, durante 2 meses aproximados.

Los comentarios están cerrados.